EL CIELO YA ES 2.0

Publicado: 16 de febrero de 2013 en FORO PROFESIONAL
Etiquetas:, , , ,
Estradapeque

José Manuel Estrada en plena “evangelización”

Hoy ha ocurrido algo que me ha entristecido. Casi por casualidad me ha llegado la noticia del fallecimiento de un gran profesional con el que tuve la suerte de coincidir en aquellas maravillosas “Java Expo” de Sun Microsystems. Nos ha dejado José Manuel Estrada.

Una de esas personas que era capaz de hablar y mantener tu atención en todo momento, que desgranaba las ideas y las transmitía con una facilidad como pocos profesionales son capaces de hacer. Alguien capaz de entusiasmar con sus visiones del futuro.

Como pequeño homenaje quiero compartir con vosotros este texto publicado en el blog de unos de sus antiguos compañeros, Miguel García Maeso, recordando la figura de José Manuel.

Descansa en paz.

 

Hace hoy unos pocos días ha fallecido José Manuel Estrada.

Para muchos de nosotros, su fallecimiento ha sido tan inesperado como entristecedor. Se ha ido discretamente, como tratando de evitarnos dolor o quizá ajeno al profundo sentimiento de tristeza que nos provocaría su pérdida.

Su carrera profesional es extensa y apasionante pero para mí siempre será nuestro Chief Evangelist Officer ó, como él mismo se autodenominaba con cierta sorna y modestia, Chief Curiosity Manager.

Si tuviera que elegir hashtags para la persona de Jose Manuel, éstos podrían ser #bondad #tolerancia #modestia . Estas cualidades eran muchas veces difíciles de entender entre los que asistíamos al intenso magnetismo de una personalidad que hacía que sus colegas de profesión, clientes o seguidores en cualquiera de sus formas pasaran, casi sin darse cuenta, de la admiración profesional al afecto personal.

Son cualidades, en cambio, reservadas a personas excepcionales como él, con un extraordinario bagage cultural, innovadoras e inquietas, visionarias y conscientes de la trascendencia de su contribución.

José Manuel fue aquello que en alguna conversación he querido resumir como activista tecnológico. Para el, la innovación era su esencia vital, de forma que el presente, el off-the-shelf se convertía en el lastre que debía contrarrestar. Y vaya que que sí lo hacía.

Como empezaba diciendo, su carrera profesional es extensa, prolífica y plagada de reconocimientos en un sector, el tecnológico, en el que mantenerse relevante no es tarea baladí. Su inherente curiosidad y capacidad de aprendizaje así como su vocación de comunicador hizo que durante muchos años, representando a grandes compañías como Sun Microsystems o Microsoft, entre otras, consiguiera anticipar los acontecimientos tecnológicos venideros.

Yo sólo puedo dar testimonio de primera mano de su etapa en Sun Microsystems dónde empezamos casi al mismo tiempo y dónde, durante algo más de diez años, compartimos muchos momentos.

Desde el primer instante se destacó como un pensador fértil y brillante orador, no sólo por su lucidez intelectual sino por una profunda convicción que es privilegio sólo de aquellos que poseen una preclara visión del futuro.

Su reputación pronto se fundió con la de Sun Microsystems en un binomio que hacía difícil entender al uno sin el otro y que contribuyó de forma decisiva al reconocimiento de la marca Sun al amparo del fenómeno de internet en todas sus formas.

Todavía hoy y por siempre Java, Web 2.0, redes sociales y aplicaciones móviles serán términos que nos recordarán, con afecto, a un José Manuel subido a un estrado y encandilando a las audiencias que lo escuchaban con una mezcla de incredulidad y devoción.

José Manuel fue agente y catalizador de la transformación tecnológica de nuestros mejores clientes contribuyendo a hacer realidad grandes proyectos de innovación en la Administración Pública y en el sector privado y de los que hoy nos beneficiamos como ciudadanos y como clientes de sus servicios. Sería difícil encontrar en Telefónica o Vodafone, Bankinter o Banco Santander, Renfe y muchas otras compañías que, sin duda, omito personas que no recuerden a José Manuel Estrada como alguién que les hizo ver fácil lo difícil, posible lo imposible y presente lo futuro.

Espoleó la curiosidad y el afán por aprender de todos nosotros que, a menudo, incorporabamos a nuestro propio registro las “perlas” que, desinteresadamente, nos regalaba para tratar de transmitir una pequeña proporción de la ilusión que él nos transmitía a nosotros día a día.

Como tu dirías, José Manuel: Estoy “tremendamente” triste por esta pérdida.

Anuncios
comentarios
  1. Aliciaf dice:

    ¡Gracias por este artículo sobre Jose Manuel! – Yo coincidí en su época en Microsoft (sobre los 90’s) y además de #bondad , #tolerancia , #modestia añadiría #encantador y cómo no #desorden, Una grandísima persona que deja una huella indeleble en mi memoria. Me gusta la idea de que el cielo sea 2.0

    • EduardoMFS dice:

      Hola Alicia, en realidad a quien hay que agradecer el artículo es a Miguel García Maeso, yo simplemente me hago eco de sus palabras y comparto el sentimiento de tristeza por la pérdida de José Manuel, un sentimiento que creo es común para todos aquellos que tuvimos la oportunidad de conocerle. Un saludo y gracias por compartir tu opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s